Descubre Sanlúcar en otoño. Mosto, zambombas y buen ambiente.

Al oir Sanlúcar piensas en esa fina arena que sirve de hipódromo para celebrar las conocidas Carreras de Caballos, en esa copa de manzanilla que acompaña a esos langostinos vestidos de rayas o en esos paseos al atardecer cuando el sol muere poco a poco tras el Guadalquivir y Doñana.

Pero Sanlúcar es mucho más que eso, es un destino que merece descubrir en cualquier época del año, y este que escribe aquí tiene una especial predilección por esta fecha donde la veda del langostino se abre y el olor a castañas se mezcla con los primeros vasos de mosto del año.

Y empezamos por el mosto: que se trata del primer vino que obtenemos de la reciente vendimia que tuvimos entre agosto y septiembre. Un vino muy joven, que fermentó hace semanas y que es muy habitual de encontrar en bodegones y tascas con solera de la ciudad.

Es muy recomendable recorrer al mediodía la zona antigua del barrio alto para poder degustarlo con platos típicos de la zona.

Y ahí aparecen sus fieles compañeros, un buen ajo campero y una buena berza. Apúntate dos sitios, Los Aparceros (C/ Pozo Amarguillo, 19) para ese ajo sublime, ya lo dice el bueno de Carlos Herrera.

Y para la buena berza, pásate por La Herrería (C/ Trabajadero 2, 9), el tiempo se para y querrás conocer a esa cocina sí o sí.

¿Y las castañas? ¡Con el turrón y las zambombas! A finales de noviembre comienzan las zambombas, que van anunciando junto a turrones El Almendro y su “vuelta a casa por Navidad” que se van acercando las comidas familiares y los buenos ratos con los nuestros.

No debes de perderte una buena zambomba con productos típicos de la ciudad como son esos pestiños pequeñitos de La Merced y una buena copa de Moscatel o Pedro Ximénez.

Además nos separa poco más de 20kms. de la cuna de la zambomba flamenca, Jerez de la Frontera. No podrás entenderlo jamás si no lo vives.

 Y por supuesto siempre es buen momento para poder visitar la historia y monumentos de nuestra ciudad. Recorrer sus calles, visitar bodegas y si puedes escaparte a disfrutar de nuestras salinas o Doñana…

Para terminar no dejes de pasarte por nuestro restaurante Casa Arizón, donde nuestras cartas estacionales conquistarán tu paladar. Tiempo de setas, de trufa, de langostinos y de un tubérculo cada día más popular como es el boniato o batata.

¿Y si llueve? En nuestro hotel podrás sumergirte una antigua edificación que fue declarada conjunto histórico-artístico en 1973.

Disfruta de Sanlúcar en esta época, te sorprenderá.

Deja un comentario